Hoy venimos cargadas de colores para jugar con los peques de la casa. Queremos ayudaros a daros ideas originales para entretenerlos, tanto en las fiestas infantiles, como en estos días de verano donde las ideas parece que se acaban.

Imagen 1

Pues bien, qué mejor forma de entretener y descargar energía que usar las manos jugando con distintos colores… Os vamos a proponer varias ideas para lo que necesitaréis sobre todo botes de pintura, cuanta más variedad en los colores más divertido será.

Imagen 2

Como primera idea, os presentamos un lanzamiento de huevos diferente y colorido. Es sencillo. Simplemente debéis vaciar los huevos gracias a un pequeño agujero en uno de los extremos. Una vez vacíos, hay que rellenarlos de nuevo pero esta vez de pintura, bien de un solo color cada huevo, o de propias mezclas que hagáis previamente (te recomendamos que cada huevo de un color).

9

Ya preparado el material, sólo os queda poner una lámina lisa sobre la que los niños lancen los huevos con la pintura. Recordad que la puntería a veces falla, por lo que es mejor pasarse en el tamaño de la lámina y proteger la parte de detrás.

10

Otro juego es esta nueva versión de “los dardos”. Va en la misma línea que el anterior, pero ahora la pintura se encuentra en globos que cuelgan de la lámina blanca y los niños deben jugar a explotarlos. De esta forma, el conseguir explotar un globo no sólo puntúa dentro del juego de los niños, también lleva consigo el premio de pintar la lámina, por lo que los peques encontrarán el doble de diversión.

11

Otra forma de pintar cuadros divertidos es la de llenar pistolas de agua de pintura. Aquí os recomendamos, no sólo que protejáis bien todo aquello que pueda ensuciarse, también que juguéis con normas que limiten los disparos de los niños ¡ya que el resultado puede ser una locura de pintura!

8

Como juegos más tranquilos también os traemos algunos. Por ejemplo, ¿qué tal el personalizar objetos? Podéis personalizar tazas con la famosa técnica del esmalte de uñas. Es sencillo, en un cuenco vertís agua con el esmalte y cuando veáis que el esmalte empieza a tomar formas onduladas metéis la taza en el cuenco. ¡Luego sólo habrá que dejarla secar!

123

Pero por personalizar no frenéis a la imaginación, cualquier objeto nos sirve: hueveras, cajas de quesitos… ¡pinzas de tender la ropa! Dejadles una mañana con un paquete de pinzas y unas pinturas, ¿qué tal si les pedís hacer un calendario del que colgar las fechas de los cumples de sus amigos, por ejemplo?

576

Esperamos haberos ayudado a tener alguna idea más para estos días… Recordad que con pintura la diversión está garantizada.