¿O compartimos? No existen las verdades absolutas. Por eso, sí, defendamos con pasión nuestras ideas pero siempre dispuestos a que las del resto nos ayuden a crecer. Los buenos proyectos nacen de la suma de dudas y de la suma de propuestas.