Cualquier excusa es buena para celebrar. Bodas, cumpleaños, aniversarios… convertirte en el hombre más rico del mundo, cumplir los 30, “por que sí”. Todo vale a la hora de montar un buen fiestón pasar un rato agradable y reunir a las personas que más quieres. Si además puedes dar rienda suelta a la imaginación y llenar el plan de excentricidades y rarezas, mejor que mejor.

Como queremos que te inspires en las siguientes líneas para la próxima fiesta que vas a organizar con Kubalu (nosotros si que entendemos de fiestones;) ), no pierdas detalle y coge papel y boli.

UN PONCHE NAVEGABLE

 No hace falta cruzar el charco para encontrar las mejores fiestas. En España también entendemos de eso, (y muy bien). Año 1694. El almirante Edward Russel decide montar una fiesta de navidad en Cádiz. Para la ocasión invitó a nada más y nada menos que a 5.000 personas. Para alimentar a tanta gente, sirvió una mesa entera llena de alimentos entre las que destacaba un buey entero asado.

¿La bebida? Ponche. Cuyos ingredientes fueron:

– 250 litros de agua ardiente.

– 125 de vino

– 635 kg de azúcar

– 20 barriles de zumo de lima

– 2.500 limones

– 2.2 kg de nuez moscada

Para abarcar tal cantidad de bebida, mandó construir una ponchera en la que dentro había un bote hecho a medida con un grumete navegando y sirviendo la bebida a los invitados. ¿Capaz o incapaz de superarle?

Almirante-Russell

EL BLACK AND WHITE DE TRUMAN CAPOTE

Está considerada como la mejor fiesta jamás celebrada. Truman Capote, periodista y escritor (“Desayuno con diamantes”, entre otras) decide organizar una fiesta de máscaras en el Hotel Plaza de Nueva York. Es el año 1966 y Capote reúne a la élite social del momento. Frank Sinatra, Greta Garbo, Oscar de la Renta o Andy Warhol fueron algunos de los invitados que “se dejaron caer” por allí. Denominada como “La fiesta del año”, “La fiesta de la década” y “La fiesta del siglo”, su nombre, Black and White ha pasado a la historia.

El escritor pasó 3 meses haciendo la lista de invitados, en una libreta blanca y negra en la que iba anotando y poniendo tachones. Si en aquel momento eras alguien, estabas invitado al evento y si no lo estabas, estabas muy por debajo en la escala social.

El dress code marcaba esmoquin negro y máscara negra para los caballeros y vestido largo negro o blanco y máscara blanca para las mujeres. Todos ellos acudieron con máscaras excepto Andy Warhol que alegó que ya llevaba la suya propia de serie.

El evento reunió a más de 500 invitados y se dice que se descorcharon más de 450 botellas de champán, casi una por cabeza. El menú se sirvió pasadas las 12 de la noche, cuando todo el mundo ya había reído, hablado, bailado y bebido. La excentricidad del asunto viene dada en la simpleza del banquete: espaguetis con albóndigas, salchichas, huevos revueltos, pollo y galletas, dejando a un lado el caviar o la langosta. Aún así la bromita le salió a 150.000 euros.

A la misma hora a la que se sirvió el menú, a las 00.00 en punto de la noche, Capote dio autorización para que todos los invitados guardasen sus máscaras. La duración de la fiesta continúa siendo un misterio, pero uno de los invitados de la fiesta acudió tres días después a un programa de televisión con el mismo traje y máscara.

Si estás pensando en recrear la fiesta de Capote, no eres la primera persona que lo intenta. Pero nada es imposible y mucho menos si la organizas con Kubalu.

CAPOTE

LAS FIESTAS DE KATY PERRY

 Si hay alguien que entiende de organización de fiestas, es Katy Perry. La cantante no duda en desembolsar grandes cantidades de dinero si hay un cumpleaños de por medio.

Adora las fiestas temáticas, es por ello que hace un año, celebró un fiestón ambientado en la película Grease para soplar sus 32 velas. Cara Delevigne, Jessica Chastain o, su novio Orlando Bloom, fueron algunos de los asistentes al evento.

Una cafetería con autoservicio al estilo escuela americana, imitadores de Marilyn Monroe y Elvis Presley, un concurso de comida o un “Twister” gigante, fueron algunos de los “detallitos” que Katy Parry quiso tener en su cumpleaños.

KATY PERRY

Ahí no acaban las excentricidades de la cantante. Dos años antes y para la celebración de su 30 cumpleaños, organizó un viaje a Egipto con sus familiares y amigos. Quiso desembolsar 4 millones de dólares para la ocasión, claro que su idea era trasladar a todos sus invitados al país africano para celebrar a lo grande su 30 aniversario. Finalmente no pudo celebrarlo por los conflictos bélicos del país.

Esperamos que os hayan servido de inspiración estas 3 ideas de SÚPER FIESTAS. Ahora es el momento de volcarla en la página web de Kubalu y comenzar a organizar la próxima fiesta del siglo, LA TUYA 😉 .